Dubai, another world: nada es perfecto, chinches por doquier

Ya decía yo que no todo podía seguir en armonía, que nada es perfecto eso lo sabemos todos y todo parecía ir bien hasta que… aparecieron ellas: las chinches.

Ni siquiera me he molestado en buscar mucha información acerca de ellas, pero lo que os comentaré aquí será información sacada de primera mano, cual reportero en primera línea de fuego de la batalla; pero esta vez con estos bichitos de mierda, que molestan muchísimo; sobretodo si eres alérgico. Ilustro al susodicho:

Ahí lo tenéis. A ‘grosso modo’ es como un mosquito pero sin alas. Le chifla el sudor de la gente y habita allá donde más tiempo pasamos: en la cama y sofás. Pone sus huevos ahí cerca, para que no pierdan costumbre las futuras crías y sigan jodiéndote.

Lo único que hacen es picar. Pican como los mosquitos y chupan la sangre. Si los matas, explotan y sale la sangre almacenada de sus picaduras. Por suerte y está estudiado, no transmiten enfermedades, sólo se dedican, una vez más, a molestar.

Desgraciadamente estos pequeñitos son extremadamente resistentes y están catalogados como plaga, por lo tanto, tienes que usar agentes químicos para erradicarlos (fumigar la casa, lavar la ropa con agua muy caliente, ponerla al sol, o fumigarla, y un sin fin de cosas). Aún fumigando, no garantiza su éxito de erradicación total porque, a veces se esconden por la casita, esperando a que vuelvas a tu camita y vayan andando, atraídos por tu sudor corporal, a pincharte de nuevo.

En Europa este bicho está erradicado, por suerte. Pero en Oriente Medio y creo que en Asia, están a la orden del día estas plagas. En Dubai hace años, hubo una gran plaga, y a día de hoy, aparte de encontrar estos animales en casa lujosas, hoteles y demás, aún siguen ocurriendo casos en casas particulares. El gran ajetreo de esta ciudad y la cantidad de transeuntes provenientes de la India y demás lugares no muy limpios, hacen que estos bichos tengan un medio de transporte (ropa, maletas) y puedan acampar donde les plazca.

Estaba yo hasta hace poco, tranquilamente durmiendo por las noches, hasta que una mañana me levanté con picores en los pies y como picaduras de mosquitos. Al día siguiente la cosa fue a peor: brazos y piernas con granitos, como si me hubieran picao 30492039 mosquitos juasjausjasujasu. Fue justo el día siguiente de la fiesta del 12 de octubre en Abu Dhabi; pensé que algo de la comida me sentó mal pero, mis compis estaban bien así que no pudo ser. De repente hablé con nuestro casero y me dijo que podrían ser estos bichitos. Y ahí fue cuando empecé a saber de ellos. Estos putos, pasearon por todo mi cuerpo y a la vez que me picaban, como soy alérgico, mi piel reaccionaba y me salió una urticaria la cual me picaba como los demonios. Y claro si te pica, te rascas y caes en un bucle el cual resulta bastante molesto.

Lavamos toda la ropa de cama, bajé toda mi ropa abajo, la medio inspeccionamos, la mitad de la ropa fue a la lavandería (que por suerte es barata aquí, a 1 euro por pieza, excepto los trajes por 4 euros), puse todo al sol para matar a este bicho.

La casera llamó a los de control de plagas. Yo me imaginaba unas personas rollo cazafantasmas o algo así pero no, vino el hindú de turno con un cutre-aparato para fumigar XDDDDD pero nos daba garantía de erradicación total y sin que aparezcan por un mínimo de 6 meses. Total que fumigaron y nos fuimos ese día a la playa JBR en Marina.

A la noche volvimos, casi nos tira para atrás el olor de la fumigación pero lo aguantamos como tipos duros que somos. El pobre Álvaro estaba malo y no se cómo salió vivo de ésta; con fiebres tifoideas y un olor del morirse a fumigación xD.

Dejé que pasara un día después de la fumigación y ya me aventuré a montar toda la habitación de arriba, gracias a Damber (nuestro casero) que me ayudó a poner todo, cojines inclusive. Ya por fin sabía, que esa noche iba a dormir tranquilo… o eso pensaba.

Cuando me hago al ánimo y esa noche subo a mi habitación para dormir, me fijo que, en uno de los cojines grandes hay un punto negro sospechoso. Yo, con mi paranoya mental de ver bichos en todas partes e inspeccionar cualquier cosa, me fijé en eso y me acerqué hasta ver lo que era: UNA PUTA CHINCHE!!!!!!!!!!!!!!!!! ENORME!

Era … era como el MONSTRUO FINAL. Lo catalogaremos así. Tal vez fue como la última prueba; Sergio, alguien te puso una última prueba, para superar tus males y miedos ante las chinches; tenías que eliminarla.

Costó un poco, son muy delgadas y escurridizas, aunque la aplastes, seguirá viva; tienes que aplastarla con GANAS. Pillé un pañuelo, la cogí y la reduje a micras. Su cadáver aún sigue en ese pañuelo y ese pañuelo aún sigue en la habitación; del rollo ‘muestro el cadaver’ para que, si alguna otra chinche se le ocurre pasar por mi habitación, que vea lo que le puede pasar.

Y después de este ladrillo, me declaro semi-experto en chinches y voy a dormir, espero dormir solo, no acompañado de estos bichitos asquerositos. Tal vez si no fuera alérgico…

Anuncios

5 pensamientos en “Dubai, another world: nada es perfecto, chinches por doquier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s