Madrid no deja indiferente a nadie (II)

Y la noche del sábado llegó. Una noche más, que sumadas a todas las que llevamos saliendo, van pesando más y más. Esto había que pararlo, pero no esa noche.

Ya ves tú, después de salir durante 23403043 días piensas: bueno, vale, una noche más. Te haces al ánimo y sales, pensando en qué compi de beca vas a ver esa noche, o en cuán rápido pasa el tiempo; ¡hace 1 mes que aterrizamos en Madrid y ahora mismito nos vamos de aquí!

El día empezó mal, pues andaba resfriado desde el viernes 9 de septiembre; salir todas las noches, aunque sea dar una vuelta, es lo que tiene. Eso y este clima de Madrid, con su oscilación de 20 grados entre mínima y máxima, arrgghhh!!! Para colmo, casi pierdo el metro, se me hizo tarde, pensando si salir o no (puto resfriado) y ver qué me ponía para esa noche. La ropa sucia se acumulaba y apenas quedaban colorines para combinar. Llego justo a tiempo, embarco en línea 4, que hace unas 14 paradas antes de llegar a mi destino, pero me lo tomo cual madrileño de toda la vida, sentadito, leyendo un periódico y percatándome de mi parada momentos antes de llegar a ella; rollo ‘pro’. XD

Esa noche tocó fiesta en la vía láctea, un garito de Malasaña, de esos que te parten la noche cerrando a la 03.15 y te dejan cual ‘tirao’, en la calle vagaaando, llorando por un honvre q no balee un sentaaaboo.. povre diaaaaaavlaa XDDDD. Creo no lo han reformado desde los años 80, bastante pintoresco y sideral. Ahí nos fuimos encontrando, los de siempre: unos cuantos becarios, algún amigo/amiga/comex/pareja de becario el cual es siempre BIEN RECIBIDO, a la par que flipa cuando escucha qué destinos nos ha tocado. Ninguno sabíamos lo que sucedería más adelante.

03.15 (aprox), nos cortan el rollo con las luces y salimos ordenadamente del local, yo doy gracias a Dios pues tal vez me vaya a casita, no podía hablar siquiera, mi garganta a trozos. Tuve que hacer una mini bomba de humo + incursión a por caramelos halls miel + limón, perfectos si tienes estreñimiento.

03.25 Ya en la puerta del local, Guate y Lima lanzan al chino de las cervezas la ya conocida oferta de ‘6 latas pol 5 eulo’, fácilmente. De repente la armonía de la calle se irrumpe cuando, desde el balcón de un primer piso, ‘alguien’ llama al chino y le demanda ‘servetsa, pour favour’. Mientras le llamaba, esta persona va bajando un cubito atado a unas sábanas y estas a su vez a un paraguas (!) Todos los que estábamos en la calle nos damos cuenta de dicho acto, gracioso y peculiar y empezamos a vocear, diciendo tonterías. De repente, la persona del balcón nos mira y suelta, en voz alta: QUEREEEIS FIESSSSSTAAAAAAAAA????? la respueta era obvia, SIiiiiiiiiIII, YEEEEEEEEEES,S OIIAUAUOAUAOAUOASJIJUJU!!! Tras la respuesta, hace un gesto con la mano, como diciendo que iba a bajar a abrirnos la puerta y se mete corriendo al piso. A los 30 segundos veo una luz justo en el portal de abajo, el cual se ilumina. Lo abía, se iba a liar una gorda.

Ya no me acuerdo cómo se llamaba, los encuentros con él fueron demasiado fugaces. Le llamaremos el ‘anfitrión’, un tío alto, delgado, pelo castaño tirando a rubio, se presentaba él mismo como ‘mitad inglés, mitad italiano, mitad no se qué’. Abre la puerta y ya desde ella, lanza otra vez la invocación: FIESSSSSSSTTAAAAAAAAA???? Y todos SSSSSSSSSIIIIIIIIIIII, YEEEEEEEEEES, AMAUMAUMAUMAUAUMUA!! Nos vamos apelotonando en el portal y nos da paso a la escalera, hasta formar una fila india que llegaba desde la puerta de la calle hasta la puerta de la casa. Este fue un momento ‘Iphone’, todos grabando. Era algo inusual, a pesar de ser Madrid. Un ‘colgao’ abrió las puertas de su casa para meter a toda la gente que había en ese momento en la calle y montar una fiesta improvisada. Todos, absolutamente todos, incluidos aquellos que ya han vivido durante años en Madrid, flipando; a nadie se le va la bola de esa manera y si se le va no creo que sea frecuente xD

03.40 No se exactamente pero creo que esta fiesta improvisada empezó con aproximadamente unas 50-60 personas. Tal vez más, tal vez menos. El caso es que éramos un montón, nadie cabía en el salón y algunos ya empezaban a distribuirse por habitaciones y cocina.

Por si no conocéis Malasaña, su ambiente es mayoritariamente ‘alternativo’ pero da cabida a pijos, heavys, y demás colectivos. Os podéis imaginar pues, cuán de divertido era el ambiente; desde la doble de Amy Winehouse hasta un par de maniquíes de Zara, pasando por nosotros, los frikis becarios, algún ‘guarro’ que otro y mucho alternativo. ¿Procedencia de esas personas? De todas partes del mundo. Solo sé que no había nadie de Madrid Madrid XDDDDD

03.45 Hace falta cerveza en esta fiesta. ¿Qué mejor si no que METER DIRECTAMENTE A UN CHINO EN EL PISO? Dicho y hecho! teníamos nuestro repartidor de cervezas propio. No duró mucho pues se le agotaron enseguida. Sedientos de cerveza, alguien permitió subir a otro que vendía, pero no era chino. Era muy moreno, rollo hindú y era un cabroncete de cuidado. Estaba yo tranquilamente dialogando cuando le veo meterse a la cocina, repleta de más gente. A los 3 minutos oigo voces y un par de chillidos; veo a un par de tías echándole a ostias y empujones de la casa. ¡El cabroncete le había tocado la teta a una de ellas! ajajjajajjaj se ve que no vio a tanta mujer con tan  poca ropa en su vida y no pudo contenerse.

04.45 Vuelve el chino cargado de cerveza, esta vez con refuerzos, su hermana/prima/mujer/¿?¿??¿. Eran 2, y ambos eran felices, sobretodo él, que cuando le comprabas la cerveza siempre sonreía. No era de extrañar, joder, ¡acabas de hacerte con el permiso de ser el único vendedor de cerveza en una fiesta loca! El tío ni se aclaraba con el fajo de billetes que llevaba en la mano; no se cómo conseguía tener cambio xD

05.00 Aparición de MVP Túnez, venía de ‘Dios sabe donde’ (XD) y quería más fiesta. El ambiente entre nosotros, los becarios es muy bueno. No era de extrañar que nos echara en falta. Ahí estábamos todos, unos hablando con gente que justo acababa de conocer esa noche, otros practicando inglés con gente extranjera. Unos bailando en el salón mientras otros andaban tirados por las camas en el suelo bebiendo cerveza, alguno andaba escondido por los huecos oscuros en pareja, haciendo manitas jiiji… y demás..

Todos con algo en común: muy buen rollo. Hacía tiempo que no me sentía tan cómodo en una fiesta. Y es que algo nuevo e inusual es siempre bien recibido, sobretodo cuando se trata de fiesta. La monotonía cansa y que te ofrezcan una casa donde liarla, es algo novedoso, que no pasa cada día y que te hace sentir algo nuevo, disfrutando de esa pequeña aventura de la noche. Groopies, gays, heavys, frikis, guiris, pijas, místicos,… todos teníamos cabida ahí. Por un momento el concepto de ‘tribus urbanas’ desaparece porque todos eramos una piña.

06.15 (o algo así creo recordar) El anfitrión amablemente nos despacha de su casa. Creo que, bueno no creo, es que fue así, se le acabó la droga y ya le dio el bajoncete XDDDD. Quería relax. Giro la vista a mi alrededor y ya quedábamos mucha menos gente. En ese momento es cuando te fijas y ves los restos de la fiesta. Latas de cerveza vacías, ubicadas por todo posible hueco de la casa, suficientes como para construir un Challenger. Tan sólo pudimos regresar a la fiesta unos cuantos privilegiados.

Mientras estábamos arriba, algunos ‘expulsados’ se quedaron en la calle  voceando y pidiendo a gritos que le abrieran las puertas para seguir en la fiesta. Entre ellos había un yonki, o más que yonki, un excluido social. Durante la fiesta me ralló en un par de ocasiones, recuerdo que me dijo que tenía que ir al aeropuerto; no lo creo pues bien sobado se quedó en la puerta cuando nos fuimos de la fiesta XDDDD. También los 3 ‘heavys’, ya sabéis, camisas negras y melenudos, adictos a la cerveza, no les sentó bien que les expulsaran amablemente de la fiesta aún quedando más gente dentro y querían trepar a la casa, estuvieron un buen rato haciendo el mongolo XDD corriendo contra la pared e intentando treparla para agarrarse al balcón. Un cuadro.

07.00 Se acaba la fiesta. Nos vamos cada uno a sus respectivos aposentos. Unos solos, otros acompañados… pero con algo en común, una sensación de ‘vaya fiesta nos hemos pegado’.

Y es que, una vez más, se reafirma mi pensamiento de que no existe lugar perfecto, si no momento idóneo. Quién me iba a decir a mi que esa noche, tras casi perder el metro porque andaba por casa liado ya que cené tarde, sumadle un catarro de cojones y sin saber qué ropa ponerme para salir (XD), iba a pasármelo tan, tan en grande…

Dicho sea, Madrid no deja indiferente a nadie…

Anuncios

2 pensamientos en “Madrid no deja indiferente a nadie (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s